miércoles, 2 de julio de 2008

Comunicado Arquidiocesis de Maracaibo


ARQUIDIÓCESIS DE MARACAIBO
COMUNICADO OFICIAL

El pasado jueves 26 de junio de 2008, fue presentada en la ciudad de Maracaibo una nueva agrupación religiosa, denominada IGLESIA CATOLICA REFORMADA. Pretende erigirse en una alternativa a la Iglesia Católica, Apostólica y Romana, a la vez que utilizar la misma simbología, indumentaria, nomenclatura, títulos y servicios sacramentales y litúrgicos que la Iglesia Católica. También pretenden llamarse católicos sin estar unidos por la obediencia ni al Papa ni a la Jerarquía Católica, simulando incluso la ordenación de nuevos Obispos sin el expreso mandato del Romano Pontífice.
Entre los promotores de esta nueva agrupación hay dos sacerdotes provenientes de la Iglesia Católica que abandonaron su ministerio en momentos diversos y ambos han renegado públicamente de la recta fe católica con sus actitudes y palabras. Uno de ellos proviene de la Diócesis de Cabimas, y el otro de la Arquidiócesis de Maracaibo. Este último contrajo matrimonio civil, emitiendo hace meses declaraciones en la prensa que provocaron escándalo, dolor y confusión entre los que fueron sus feligreses.
Ante estos hechos, el Arzobispo de Maracaibo, acompañado por su Obispo Auxiliar y por los miembros del Consejo Presbiteral, salvaguardando la unidad de la Iglesia, manteniendo el respeto a las personas, disipando confusiones, y evitando que los fieles sean engañados en su buena fe, hacen la siguiente declaración:
1. La llamada IGLESIA CATOLICA REFORMADA no forma parte de la IGLESIA CATOLICA, APOSTOLICA Y ROMANA, ni se deriva de ella.
2. Uno de los sacerdotes católicos que se han enrolado en ella desde hace tiempo había sido suspendido de sus facultades ministeriales, con prohibición expresa de celebrar cualquier sacramento. El otro sacerdote, con esta pretendida ordenación episcopal, ha incurrido en la sanción más grave que tiene la Iglesia Católica para cualquiera de sus miembros, como es la de la excomunión.
3. Invitamos a todos los católicos a estar muy atentos y a no dejarse confundir por esta nueva agrupación que pretende mantener un culto y la administración de los sacramentos, la estructura organizativa, los títulos, la simbología y la indumentaria de la Iglesia católica. Se trata de una usurpación irrespetuosa y engañosa.
4. Recordamos a todos los fieles católicos, tanto clérigos como laicos, que se unan y acepten las disposiciones y creencias de un grupo cismático o herético como la denominada IGLESIA CATOLICA REFORMADA que incurren en ex comunión a tenor del Canon 1364 del Código de Derecho Canónico.
Exhortamos a todos los católicos a mantenerse alertas para no dejarse dividir ni arrastrar a confrontaciones religiosas, a empeñarse en fortalecer la unidad interna de la Iglesia Católica y a favorecer un clima de respeto y de convivencia entre todos los venezolanos.
Maracaibo, 1 de julio de 2008.
+ Mons. Ubaldo Ramón Santana Sequera + Mons. Cástor Oswaldo Azuaje Pérez
Arzobispo de Maracaibo Obispo Auxiliar de Maracaibo

1 comentario:

IGLESIA CATOLICA REFORMADA DE VENEZUELA dijo...

La Iglesia Católica Reformada de Venezuela acepta, reconoce y sostiene sin ninguna reserva, como su norma confesional:
1.-las Sagradas Escrituras, los libros del Antiguo y Nuevo Testamento de la Biblia, porque son la Palabra de Dios y la única regla infalible y norma de fe y practica.
2.- Los siete primeros concilios de la Iglesia Indivisa.
3.- Los tres Credos Ecumenicos: El Credo Apostólico, el Credo Niceno y el Credo de San Atanasio
4.- Los principios de la Reforma Eclesial del Siglo XVI, contenidos en la Confesión de Ausburgo
5.- La Opción preferencial por los pobres como parte integral de la fe y ministerio de la Iglesia.


IDENTIDAD TRINITARIA CATÓLICA
La catolicidad de nuestra iglesia está fundamentada en las afirmaciones trinitarias de los concilios antiguos de la Iglesia: el
Apostólico, el Niceno y el de Atanasio. El Credo Apostólico afirma: 'Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica'. El
Credo Niceno afirma: 'Creemos en la Iglesia que es una, santa católica y apostólica' y el de Atanasio elabora 'Cualquiera
que quiera ser salvo deberá ante todo tener la fe católica ...Ahora esta es la fe católica: que adoramos a un solo Dios en
Trinidad y la Trinidad en unidad,...' y culmina así 'Esta es la fe católica. Uno no puede ser salvo sin creer creer esto firme y
fielmante.' (Traduccion de LBW páginas 55, 84,85)

Las afirmaciones Trinitarias le dan su identidad católica a la Iglesia. La Iglesia es la obra de Dios por su gracia, y le
pertenece a Dios. Dios llamó a la iglesia de toda tribu y toda raza. La Iglesia es llamada 'el cuerpo de Cristo'. Por esa
razón la Iglesia no pertenece a un obispo, nacionalidad, ubicación o grupo étnico en particular. La Iglesia es por quien
Jesucristo dio su vida, para hacerla santa y católica por su atractivo universal y apostólica por su fidelidad al mensaje
recibido en la vida, muerte, resurrección y ascensión de Jesucristo.

¿Somos católicos? "Sí. somos católicos, pero no parte de la denominación llamada "Católica Romana" la cual
mucha gente simplemente llaman 'La Iglesia Católica'. La palabra 'católica' viene de las palabras griegas 'kata', que
significa 'a través de' o 'de acuerdo a'; y 'holos', que significa 'el todo'. A menudo se define como 'universal'.

"Como se puede ver, no hay nada aquí que se aleja de las Escrituras o de la iglesia católica o de la iglesia de Roma,
mientras que la iglesia antigua nos es dada a conocer por sus escritores." (Confesion de Augsburgo, articulo XXI). Así que,
dentro de nuestras propias confesiones de Fe, somos hecho uno con la iglesia católica, y orgullosamente proclamamos
nuestra identidad como participantes en la iglesia que es 'una, santa, católica y apostólica'.

Por tal razón los católicos reformados afirmamos y firmemente creemos que somos católicos. No somos una secta, ni otra
denominación o fe, sino parte de la iglesia una, santa, católica y apostólica

LOS SACRAMENTOS
Nuestra iglesia basa su vida espiritual pública alrededor de la celebración de los sacramentos. Los sacramentos son "ritos
basados en un mandamiento de Dios y a los que se ha añadido la promesa de gracia." (Apología de la Confesión de
Augsburgo, artículo XIII, # 3) O sea que los sacramentos son un mandamiento y una bendición que nos hace participar en
el misterio de la Santísima Trinidad.
Basado en esto, afirmamos que "los verdaderos sacramentos son el bautismo, la cena del Señor y la absolución, que es el
sacramento del arrepentimiento Estos ritos si tienen mandamiento de Dios y la promesa de gracia que es propia del Nuevo
Testamento. Porque que cuando somos bautizados, cuando comemos el cuerpo del Señor, cuando somos absueltos,
debemos estar firmemente convencidos en nuestro corazón de que Dios de veras nos perdona por causa de Cristo."
(Apología de la Confesión de Augsburgo, artículo XIII, # 4)
También reconocemos que existen otros ritos históricos instituidos por la iglesia los cuales algunos cristianos llaman
sacramentos. Estos ritos han sido utilizados por la iglesia para ayudar al pueblo en su crecimiento espiritual y cristiano.
Estos ritos históricos son: la Confirmación, la Extrema Unción, El Orden Ministerial y el Santo Matrimonio.

En cuanto al uso de los sacramentos se enseña que estos fueron instituidos no sólo como distintivos para conocer
exteriormente a los cristianos, sino que son señales y testimonios de la voluntad divina hacia nosotros para despertar y
fortalecer nuestra fe. Por esta razón los sacramentos exigen fe y se emplean debidamente cuando se reciben con fe y se
fortalece de ese modo la fe." (Confesión de Augsburgo, artículo XIII).

SOBRE LA SANTA MISA
Con respecto a la Santa Misa nosotros nos apegamos a lo que dice la Confesión de Augsburgo en el capítulo 24.
"Es manifiesto (lo decimos sin jactancia) que la misa se celebra con mayor reverencia y seriedad entre nosotros que entre
los oponentes. Asimismo, se instruye al pueblo con frecuencia y con suma diligencia acerca del propósito de la institución
del santo sacramento y respecto a su uso; es decir, que debe usarse con el fin de consolar las conciencias angustiadas. Así
se atrae al pueblo a la comunión y a la misa."
La santa Misa es la verdadera adoración a Dios y la fuente de vida de la Iglesia. El antiguo término católico "Misa," es
retenido así como también los antiguos ritos litúrgicos…. El sacrificio de Cristo en la cruz es el único sacrificio, de una vez y
para siempre, él cual ha ganado la redención total y perfecta para toda la humanidad y sus pecados rindiendo así entera
satisfacción ante la justicia de Dios" … Por lo tanto, el "sacrificio insangriento" en la Santa Misa sólo puede ser referido
como un "sacrificio de apropiación" por medio del cual nos apoderamos del poder del gran sacrificio en la cruz. (The
Augsburg Confession and catholic Unity, Herder and Herder, New York, 1963, page 58)

LA DEVOCIÓN A LA VIRGEN MARIA
Entendemos claramente que existe una diferencia entre "adoración", la cual solo damos al Dios trino, Padre, Hijo, y Espíritu
Santo, y 'reverencia' lo cual es cuando mantenemos en alta estima a nuestros santos, en admiración, y como ejemplos de
fe dignos de seguir. Por lo tanto nosotros apropiadamente reverenciamos y honramos a la bendita Virgen María. Martín
Lutero mismo escribió:
"...imágenes en memoria y testimonio, tales como crucifijos e imágenes de santos deben ser toleradas ...y no sólo deben
ser toleradas, pero por amor a la memoria y el testimonio deben ser dignas de alabanza y honor." (Traducción de Luther's
Works, volume 40, página 91)
Nuestras confesiones se refieren a María como "La Bendita Virgen", digna de los más altos honores", "siempre virgen,"
como una miembro de la iglesia triunfante que intercede en oración por la iglesia militante, y adecuadamente llamada la
"Theotokos", Madre de Dios.
Existen ciertas expresiones culturales y artísticas muy particulares de la Virgen María entre los latinos que pueden ser
aceptadas como importantes. Sin entrar en las historias detrás de ellas, las expresiones artísticas, espirituales, y
encarnacionales de María tales como las vírgenes de Guadalupe, La Caridad, Coromoto, Altagracia, San Juan del Valle, y
otras, son símbolos indígenas que pueden reforzar y expresar la espiritualidad latina. Todas estas expresiones apuntan a
María de Nazaret, la Madre de Dios y nuestra madre. Como Lutero dijo, una persona "puede enorgullecerse de tal tesoro
como es la Virgen María como su verdadera madre, Cristo su hermano, y Dios su padre ...Por esa misma razón puedes
sentarte confiadamente en el regazo de la Virgen María y eres su querido hijo." (Traducción de "Luther on Mary" de
Bárbara Owen en la revista The Lutheran, diciembre 1997). Tal intimidad es característico de la espiritualidad latina.

LOS SANTOS
Santo es una palabra derivada del latín 'sanctus'. Así que los santos son personas escogidas por Dios y apartadas para un
propósito divino. En un sentido más amplio todos los cristianos son santos porque todos los cristianos han sido escogidos
por Dios, marcados con la cruz de Cristo en el Santo Bautismo, y apartados para ser testigos ante el mundo de la gracia
de Dios. En un sentido más enfocado, los santos son cristianos a quienes la iglesia ha designado como modelos ejemplares
de la vida cristiana, más notoriamente los apóstoles." (About being Lutheran, First Edition, 1991)
La Confesión de Augsburgo nos dice: "Respecto al culto a los santos los nuestros enseñan que se ha de tener memoria de
los santos para fortalecer nuestra fe viendo como ellos recibieron la gracia y cómo fueron ayudados mediante la fe."
(Confesion de Augsburgo, articulo XXI )

Los santos son un destello de la gracia divina en el ser humano y son ejemplos de los cuales nosotros hacemos bien en
imitar, recordar y guardar devoción. Por lo tanto, celebramos y recordamos las fechas de los santos y santas como por
ejemplo el día en que murieron, el día en que fueron martirizados y el día en que entraron a la vida eterna.



1. Solo Cristo: El único fundamento de la fe es Jesús. "Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo" (1 Corintios 3:11). "Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre" (1 Timoteo 2:5)
2. Sola gracia (sólo la gracia): Cristo es el único que puede justificarnos. Las obras, incluidos los ritos eclesiales y cualquier otro tipo de esfuerzo humano, no son la causa de la salvación del hombre. Cristo murió por nosotros y a través de Él, por medio de la fe, somos salvos, para que nadie crea que fue salvo por su propio mérito, ni para que se glorifique de sus propias obras. Por lo tanto, la salvación es obra de la sola gracia de Dios. (Efesios 2:8-10)
3. Sola Scriptura (sólo la Escritura): La única fuente de revelación y norma de vida son las Sagradas Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento.

4. Sola fide (sólo la fe): La fe es lo único que, mediante la gracia de Dios, nos salva. Ninguna obra puede salvarnos, sino sólo la fe. Dice el apóstol Pablo: "Porque en el Evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá." (Romanos 1:16-17)

Dos cosas hacen esta reunión una ocasión especial. En primer lugar, como representantes cristianos de todo el globo, tenemos el privilegio de reunirnos en un lugar durante la santa estación de la Pascua para celebrar la resurrección de Cristo y nuestra vida en Cristo (Rom. 6:4). Pero en segundo lugar, y sobre todo, hemos venido para escuchar la palabra de Dios acerca de la doctrina de la fe cristiana que se basa en el mensaje de la Pascua — la noticia de que nosotros los pecadores somos justificados libremente por la gracia de Dios solamente mediante la fe en Jesucristo.

Ya que la doctrina de la justificación está en el centro de la vida cristiana, los confesores luteranos insisten en que esta doctrina sea enseñada solamente por una razón. El mensaje de la justificación no es otra cosa que el santo evangelio mediante el cual vive la iglesia cristiana en todo el mundo. La iglesia no vive por ser moral, por conocer u observar la ley de Dios. Tampoco vive la iglesia por la religión, por elevadas experiencias de lo divino y la conciencia de los misterios de Dios. La iglesia no vive por los resultados de su predicación — por una vida piadosa o hacer lo recto según la ley de Dios, a pesar de la importancia de estas cosas para la vida de fe.

La iglesia vive solamente por el perdón de los pecados. Y esa fe descansa directamente sobre la persona de nuestro Señor Jesucristo, quien dijo acerca de las Escrituras: “ellas son las que dan testimonio de mí” (Juan 5:39). La justificación solamente por la fe en Cristo es el concepto especial que Martín Lutero por la gracia de Dios trajo a la iglesia después de años de confusión acerca del significado de la justicia de Dios. Es nuestra intención en este ensayo final hacer resaltar la importancia de esta doctrina para la vida de la iglesia y nuestra misión en el mundo.

MISIÓN Y APOSTOLADO:

La Misión de la Iglesia de Cristo tiene que ver con el ministerio que Dios entregó a cada miembro del Cuerpo de Cristo. Se enseña en el Nuevo Testamento que la Iglesia es el Cuerpo Místico de Jesucristo, siendo El la
Cabeza. De acuerdo a Efesios capítulo cuatro desde el versículo doce se
muestra que la Iglesia, los miembros o laicos tienen un ministerio que cumplir
y que los clérigos entrenan a los santos (los miembros) para ejecutar ese ministerio. A continuación mostramos cual es ese ministerio o apostolado:

1.-La Adoración a Dios centrada en la Palabra de Dios y los Sacramentos.
(leitourgia) Juan 4:24.

2.- La proclamación de las Buenas Nuevas de salvación a toda persona.
(kerygma) Marcos 16:15.

3.- La enseñanza de la verdad cristiana dentro de la Iglesia. Hacer de cada
miembro un discípulo de Cristo.(Didache). Mateo 28:19.

4.- La comunión de los santos manifestada en una comunidad de amor don-
De se estimula a la caridad fraterna y hermandad entre todos los miem-
bros. (koinonia). Juan 13:34,35.

5.- La vida de oración, lectura bíblica diaria y devoción como parte vital del
crecimiento de los miembros de la Iglesia.(Eusebia). Efesios 6:18.

6.- El cuidado de los necesitados, la liberación de los pobres de sus cadenas
de opresión y miseria. (diakonia). Lucas 4:18,19.

7.- Promover el compromiso con la búsqueda de la unidad y diálogo con todas
las Iglesias Cristianas. (oikoumene). Juan 17:22,23.

BlogUpp!

Adoos

Sitio certificado por
Adoos
underground parking
avisos clasificados
Loading...
Se ha producido un error en este gadget.